Mentalidad de crecimiento.

Mentalidad de crecimiento.

Cuando hablamos en el deporte de alto rendimiento de tener actitud nos referimos a tener la disposición, la gana y el deseo de querer algo; ese deseo y esa gana que conducen a estar atento, metido, comprometido, a esforzarse y trabajar por conseguir los objetivos individuales y grupales.

La actitud no se negocia, en la pista nos puede faltar cualquier cosa, pero no la voluntad de querer desempeñar el mejor de nuestros papeles. El jugador tiene una responsabilidad limitada sobre el fallo técnico, mientras que tiene un control total sobre un fallo de actitud.

 


Principios e ideas fundamentales para el éxito del equipo, del grupo.

1. Las jugadas son un buen plan, pero el ritmo frenético de la acción marca la diferencia en la ejecución. Para no tener jugadores encorsetados y mecánicos, necesitamos que nuestros jugadores usen sus instintos y saber improvisar.

2. Debemos saber qué hacer cuando queden 3 segundos, cuando queden de 4 a 7 segundo y cuando queden de 8 a doce segundos. Tenemos que practicarlo para después poder llevarlo a cabo. Creo que el tiempo es importante porque es la diferencia entre una victoria y una derrota.

3. Tenemos que entrenar según nuestra filosofía de juego, hacer todos los ejercicios según nuestro juego, el juego que queramos plasmar en pista, por lo tanto, debemos entrenar todos los tiros que se pueden realizar según nuestra filosofía, alentar a todos a realizar grandes tiros y a enseñar a los jugadores a vivir con el fallo para que no le repercuta en las siguientes jugadas tanto ofensiva como defensivamente.

4. Después de una derrota eres más motivador que entrenador.

5. Que los jugadores no vean como juega tu próximo rival, (tanto por si son muy buenos, como si son muy malos, esto influye después en el desarrollo del partido y en la intensidad del juego), confiar en nuestra filosofía y no cambiar el estilo por jugar con uno u otro equipo.

6. En nuestra filosofía, compartimos el balón, vuela, y todos los jugadores son importantes, los jugadores son los protagonistas, no encorsetamos. En ocasiones, como entrenador que somos, queremos explotar los desajustes. Al hacerlo, algunos jugadores se sienten importantes y otros menos importantes. Con esta filosofía nuestro equipo se aleja del individualismo (mucho bote para generar el dribling) y del ego de los jugadores por sumar puntos y hacer su propia estadística sin importar el equipo.

7. “Queremos soldados, las estrellas están en el cielo.” Queremos jugadores que sepan manejar la bola, pasarla, cuando lanzar y crear jugadas para sus compañeros de equipo. Y en defensa tienen que ser tenaz y ansiosos.

8. Predicar intensidad y agresividad desde principio de temporada, trabajo en equipo, no se negocia la actitud.

9. Utilizar a los mejores equipos como vara de medir, ver que tan lejos estamos del nivel de esos equipos y trabajarlo. Desde mayo a septiembre es donde se hacen los campeones.

10.Cuando no tengas el día encestando, haz todo lo demás que un jugador puede hacer. Encuentra a tus compañeros de equipo con pases nítidos. Trabaja en el aspecto defensivo lanzándote hacia balones sueltos. Mantener la compostura. Nunca rendirse, aportar siempre a tu equipo positivamente.

11. Mantén una actitud positiva con los jugadores cuando se encuentren en sus puntos más vulnerables.

12. El viaje para mejorar es diario y debe de haber alegría en ese viaje todos los días.

13. Antes del partido, espere que todos los jugadores tengan los ojos en el entrenador, no debe de haber bromas. Esta es una de las normas principales para mis equipos. Un momento de pérdida de concentración no se corrige y antes de que te des cuenta acabamos creando un hábito que dificulta nuestra preparación. Los jugadores que no estén concentrados en los momentos previos al partido no deben salir en el quinteto titular, esto no es una pena para la persona, es una solución para el equipo.

14. No conseguimos ganar, pero ¿va a alterar este hecho vuestro camino en la vida? ¿creéis que estáis en la tierra y todo lo que queráis que suceda va a suceder? La medida de quienes somos es como reaccionamos a algo que no va por el camino que deseamos.

Trabajo – Ambición – Superación

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Contacto

Joaquín Carrasco
joaquin@basketas.com

Abraham Carrasco
abraham@basketas.com

Tienda
tienda@basketas.com

Copyright © Basketas. Todos los derechos reservados.